ATRAS

om

2016

  • GRABACIÓN
    Muir Estudio
  • MEZCLA
    Yon Vidaur (Muir Estudio)
  • MASTER
    Estanis Elorza (Doctor Master)
  • LETRAS Y CANCIONES
    Izaro Andres Zelaieta
  • MÚSICOS
    Izaro Andres Zelaieta
    Ahotsa
    Iker Lauroba Alonso
    Gitarrak eta pianoa
    Oriol Flores Arisa
    Bateria eta perkusioak
    Ane Bastida Saiz
    Baxua
    Julen Barandiaran Blanco
    Baxua
  • MÚSICOS INVITADOS
    Xabier Zeberio Etxetxipia
    Biolina eta biola
    Xabimen Aretxabaleta
    Gitarra (Paradise)
    Ina Arriola
    Gitarra (Paradise)
  • DISEÑO
    Hiru Damatxo
  • FOTOGRAFÍA
    Jon Etxezarraga
  • MAQUILLAJE
    Leire Libano
Mundu bat zugandik ihesi.
Mende bat eraikia harresiz harresi.
Zulo bat, zulo bat eta beste bi.
Gorputz bat lurperatua bi aldiz.

Har motel bat azal zurian lausenka.
Itsuan, oroiminetan errenka.
Ez daki behin hura egon zela bizirik,
aiaiaiaiai ez daki behin hura egon zela bizirik.
Aiaiaiaiai beste norbaiten laztanen ehiztari
ibili zela harek ez daki.
Ez daki.

Eraiki ditzagun bizitzak
bion abizenekin.
Begira nazatela zure begiek
nire sudurraren gainetik.

Arrazoizko bihotz bat odol isurian,
erreka lehor baten gorrian.
Gerrian, gerrian, gerrian aztarnak gerrian,
bizitzaren iturriren baten egarrian.

Eraiki ditzagun bizitzak
bion abizenekin.
Begira nazatela zure begiek
nire sudurraren gainetik.

Un mundo huyendo de ti.
Un siglo construido muro tras muro.
Un agujero, un agujero y otro.
Un cuerpo enterrado dos veces.

Un gusano lento adulando la piel blanca.
A ciegas, cojeando en los recuerdos.
No sabe que un día vivió,
aiaiaiaiai no sabe que un día ella vivió.
Aiaiaiai que anduvo cazando caricias de otras personas.
No lo sabe.

Construyamos vidas
con los apellidos de los dos.
Que me miren tus ojos
sobre mi nariz.

Un corazón racional brotando sangre,
en la sequía de un río sin agua.
Huellas, marcas y huellas en la cintura,
sedienta de cualquier fuente de vida.

Construyamos vidas
con los apellidos de los dos.
Que me miren tus ojos
sobre mi nariz.

Tú que tanto creíste en los atardeceres,
visitar puertos perdidos sin amarrarse.
Pero se me escapó una cuerdecita a tu bote,
que ojalá rebote, que ojalá rebote.

Tú que tanto quisiste mis amaneceres,
poblar sierras desiertas con tus ropajes.
Pero un día te vi desnuda y de tan blanco linaje,
deja que te tape, deja que te tape.

Haz que vuelen aves sin cesar en tus lunas llenas,
que mi voz no deje de cantar mil noches enteras.
Que mi cuerpo vierte hacia tu vientre una corriente de vida plena,
que tú ya esperas,
que siempre esperas.

Tú que tanto ganaste a las causas perdidas,
encontrando risas y besos en cada herida.
Pusiste algo acolchado en todas las esquinas,
de esas que me cuidan, de esas que me cuidan.

Haz que vuelen aves sin cesar en tus lunas llenas,
que mi voz no deje de cantar mil noches enteras.
Que mi cuerpo vierte hacia tu vientre una corriente de vida plena,
que tú ya esperas,
que siempre esperas.

Y volar y lograr
refugio en la soledad.
Y brillar y bailar
sin complejos, sin piedad.

Y volar y lograr…
Y volar y lograr…
Smell, smell of burnt dust.
Smell of burnt dust,
on a winter day.

Imagine an orange sun,
sliding down
the little dry hills.

We’re trying to stretch every second,
but the time is always
ready to leave.

Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
California, keep me warm.
California, keep me warm.

Give me a pretty backyard,
a couple smiley faces
and I’ll build a family.

Make wine with our grapes
and you will taste
what the weather was like that day.

Bring, bring the sky closer,
bring the sky closer tonight
cause’ I’m saying goodbye.

Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
California, keep me warm.
California, keep me warm.

I wanna thank you,
cause’ now I know
I’ll always find a lighthouse in the dark.
A lighthouse in the dark.

Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
Stay a little longer in my winter.
California, keep me warm.
California, keep me warm.
Argia.

Betazaletan itsasten dira benetan,
bentanetan geratzen diren printzak.
Atzazkaletan sentitzen dira benetan
eskuak garretan.

Argia.

Teilatupetan laztantzen dira orbainetan,
ordainetan elkar nahi dutenak.
Ardo gozoetan busten diren ezpainetan,
espaloietan.

Argia.

Naramazu zure eskaileretan,
elur leretan jeitsitako magaletan.
Loaldietan, naramazu epeletan,
zure maletan.

Argia da zure irria. Argia.

Luz.

Luz.

En realidad se pegan en las pupilas
los rayos de luz que se quedan en las ventanas.
En realidad es en las uñas
donde se sienten las manos arder.

Luz.

Se abrazan las cicatrices bajo los tejados,
los que se quieren el uno al otro a cambio.
En los labios que moja el vino dulce,
en las aceras.

Luz.

Me llevas en tus escaleras,
en las laderas que bajas en trineo.
En el floreciemiento, me llevas cálidamente,
en tu maleta.

Luz. Tu sonrisa es la luz. Luz.

Noviembre susurra al viento sobre el frío que ya se ve.
El sol se retira a tiempo, una victoria de color de miel.
Hace tiempo que ya no compartimos opiniones,
resúmenes de días los domingos,
conversaciones largas en las noches que no dormimos.

Y en las noches de pijamas en colchones,
siempre vienen a visitar fantasmas de antiguos rincones.
Y a las tres de la mañana cuando los parpados duelen,
la verdad es fácil brotar y brotar entre los edredones.

Dime si la vida te saca a bailar.
Dime si la vida te saca de quicio.
Dime si la vida te saca esa sonrisa que antes me sonreía a mí.
Dime si hay nieve en tus ojos de invierno.
Dime si te moja la lluvia de abril.
Dime si a veces sigues tropezando con un trocito de piel que un día yo deje allí.

Buscaba consuelo en la noche,
rozando mi piel para no pensar.
No sabes cuál es la tortura al sentir miseria en el placer,
cuando el último grito te llama a ti.
Y ya no poder dormir.

Y la pasión enciende los fogones,
ceniza me encuentra la brisa de nuevos fríos soles.
Horizontes que amanecen en cascada en los mares
donde guardan todos, todos nuestros males.

Y tendré suerte si a la mañana siguiente,
el espejo me devuelve el reflejo de una tía valiente,
y convencerme que no miente.

Dime si la vida te saca a bailar.
Dime si la vida te saca de quicio.
Dime si la vida te saca esa sonrisa que antes me sonreía a mí.
Dime si hay nieve en tus ojos de invierno.
Dime si te moja la lluvia de abril.
Dime si a veces sigues tropezando con un trocito de piel que un día yo deje allí.

Y si no, dime si quieres solución.
Y si no, olvídate al menos por hoy.
Y tal vez tus ojos me miren tocar algún día en un viejo café.
Look at me this time,
look at me honey, please.
Look at me this time,
look at me honey, please.
Look at me in the eye,
look at me this time.
Look at me in the eye,
look at me this time.

Don’t speak,
cause’ you’ll never say enough,
maybe cause’ I will stay tough,
Don’t speak tonight.

Tell me, honey,
where have you been?
Tell me, honey,
where have you been?
Cause’ I’ve been chasing pavements
and the streets were all clear.
Cause’ I’ve been chasing pavements
but the streets were all clear.

Don’t speak,
cause’ you’ll never say enough,
maybe cause’ I will stay tough,
Don’t speak tonight.

Don’t baby, please,
don’t make me go through this.
No, no, no, baby, please,
don’t make me go through this.
Come on, baby, stop,
I won’t do this.
Come on, baby, stop,
I won’t do this.

Don’t speak,
cause’ you’ll never say enough,
maybe cause’ I will stay tough,
Don’t speak tonight.
Astelehenak

Ilargitan astelehenak,
zenbat astez atzera.
Bidezidorretan barrena
pilatzen da orbela.

Baina gaur ez da giro,
gauari kea dario.

Zenbat laztan ta bat bera,
ez du asmatu gauak.
Zenbat leiho hankaz gora,
epeltasun erreguan.

Baina gaur ez da giro,
gauari kea dario.

Maitasun ezak,
plazer errezak,
ez dute balio.

Zenbat arerio zelatan dabiltzan.
Esaidazu berriro, zein den zure baldintza.
Zoaz ez itzuli, hau ez da egia.
Okela gordina, sentitu ezina.

Maitasun ezak,
plazer errezak,
ez dute balio.

Maitasun ezak,
plazer errezak,
ez dute balio.

Ilargitan astelehenak,
zenbat astez ostera.
Bidezidorretan barrena
pilatzen da norbera.

Los lunes a la luna desde hace semanas.
Se amontonan las hojas caídas en los senderos.

Pero hoy, hoy no es el día.
Le sale humo a la noche.

Cuántas caricias y ni una ha acertado la noche.
Cuántas ventanas patas arriba, suplicando calor.

Pero hoy, hoy no es el día.
Le sale humo a la noche.

La falta de amor, el placer fácil, ya no valen.
La falta de amor, el placer fácil, ya no valen.

Cuántos enemigos acechando en la noche.
Dime otra vez cuál es tu condición.
Vete, y no vuelvas. Esto no es verdad.
Carne cruda, incapacidad de sentir.

La falta de amor, el placer fácil, ya no valen.
La falta de amor, el placer fácil, ya no valen.

Los lunes a la luna,
hace cuánto que vienen de nuevo.
Ahora somos nosotros
quienes nos amontonamos en los senderos.

Argi gehiegi loa eusteko,
izar gehiegi ez amesteko.
Lo hartuko nuela ez nuen
ba benetan usteko benetan usteko.

Arratsaldeko lau arnasetan
bizi nintekeen hanka puntetan.
Erdi lo dauden lehen laztanetan,
tarara tarara tarararara.

Baina gaur ez dit balio,
gainezka interpretazioz.
Hainbat gau eman nizkion,
eta bueltan eta bueltan eta bueltan eta bueltan doazkio.
Mmm…

Zangalatraba eseri nintzen
zure helmugaren azken hatsetan.
Laranjondoen itzalerdien
gezurretan urteetan, urteetan, urteetan.

Behin irekita usteltzea besterik ez duten
loreen antzera.
Arrainen blup-en itsasoen
urdintzera, urdintzera, urdintzera, urdintzera.

Baina gaur ez dit balio,
gainezka interpretazioz.
Hainbat gau eman nizkion,
eta bueltan eta bueltan eta bueltan eta bueltan doazkio.
Mmm…

Elkarren larruz ez bada,
Ez duzu ezer ikasiko.
Aspalditik muxu nizun,
nirekin ta zu gabe, ta nirekin ta zu gabe naiz biziko.
Mmm…

A horcajadas

Demasiada luz para seguir durmiendo,
demasiadas estrellas para no soñar.
No creerías que de verdad te ibas a dormir, ¿verdad?

En las cuatro respiraciones de la tarde,
podría vivir de puntillas.
En las caricias que están medio dormidas,
tarara, tarara, tararararara.

Pero hoy no me valen,
desbordante de interpretaciones.
Le di muchas noches,
y le van, le van, le van,
todas de vuelta.
Mmmm….

Me senté a horcajadas
en la meta de tus suspiros.
Me pasé años a la media sombra
de la mentira de los naranjos.

Como las flores que una vez abiertas se pudren.
En los blup de los peces que hacen los mares azules, azules, azules, azules.


Pero hoy no me valen,
desbordante de interpretaciones.
Le di muchas noches,
y le van, le van, le van,
todas de vuelta.
Mmmm….

Si no es piel con piel,
jamás aprenderemos nada.
Hace tiempo que te dije,
que viviría conmigo y sin ti, conmigo y sin ti, conmigo y sin ti.
Mmmm…..

Una mañana perdida en la Siberia de tu espalda.
Un recorrido nocturno a tu fábrica de miel.
Un sorbito de ron en un vaso refrescado con tu hielo,
y dos manos tan grandes que me hacen dormir bien.

No hay invierno más frío que el verano en tus ojos,
esa mirada furtiva en tu Torre de Babel.
Esa sal que mantiene los cuerpos fríos, pero el hielo derretido.
Combinación más sabrosa que creo recorrer.
Porque vi lo que vi, bajo el caparazón.
Porque vi lo que vi te quiero aquí.
A ti con tu escala de grises, entre el color de mis matices.
Más me gusta tu escala de grises que cualquier otro jardín.

Y sin razón aparente te llamolestarse no es molesto.
Ese ceño fruncido con pliegues de papel.
Escogerte es cogerte ya-ves de mi casa,
y bailar tus palabra hasta el amanecer.

Porque vi lo que vi, bajo el caparazón.
Porque vi lo que vi te quiero aquí.
A ti con tu escala de grises, entre el color de mis matices.
Más me gusta tu escala de grises que cualquier otro jardín.
Mil luces sin color,
en ese oscuro rincón.
Mil luces sin color,
respirando sin control.
Tres rosas en flor,
en el jardín de mi colchón.
Tres rosas en flor,
sin olor, sin olor, sin olor.

Y es que yo la vi,
sin saber si era feliz.
Yo bailando allí,
intentando sonreír,
queriendo descubrir,
si ella también me miraba a mí.
Ya lo sé, no,
solo me duele a mí, a mí, a mí.

Y mis manos frías
ya no pueden intentar
mantener ese calor
que ella se lleva sin saber.
No veía más,
que en sus ojos tu mitad,
¿la otra dónde está?
En mi sombra quizás, quizás, quizás…

(Tarara, tururu, tarara)

Y en las noches de sal,
si dejo de respirar,
aún puedo escuchar
el susurro dulce del mar.
El eco llega a mí
entre las rocas de cartón.
Rómpelas otra vez, otra vez,
no sabes hacer nada más
con mi corazón.
Paradise,
I’ve been dreaming all night long.
Paradise,
you were blue, blue and bright.
Brightest blue I have ever seen,
but it wasn’t the sky, it was the color of your eyes.

Psychedelic,
Psychedelic insane game.
Psychedelic,
more than a thunder in the night.
The heart had a different meaning for us,
cause’ yours was yours but mine was both.

Back to dreamland paradise,
until I realize, with the morning alarm clock that even when I won I lost.
Get, get away from me,
this should only disappear.
Good intentions were enough,
until darkness became love.

And you were just another light,
another sparkle in the sand.
Just one more roll in the road,
my own Robinson Crusoe.
You were just another hand to tear up my skin.
You were just another blow who danced with my air.
You were just another goal from the corner of a goalmouth.
But you were the one and only,
to break the net and cross.

Back to dreamland paradise,
until I realize, with the morning alarm clock that even when I won I lost.
Get, get away from me,
this should only disappear.
Good intentions were enough,
until darkness became love.
Zingirako uretan
aspaldi da gelditu
denboraren orbaina.
Hoba ez entenditu.

Pasatakoa iragan,
esperoan zein etorkizun.
Oraina ere bilduta
agur baten eman nizun.

Jakina da denborak
guztia sendatzen du,
baina esaidazu zuk orain,
denbora nork sendatuko du?

Nik ere maite zaitut,
baina ez nago seguru.
Nahiago dut banoa,
benetan barkaidazu.

Erlojurik gabe ere
denborak arnasten du.
Gaueko aterpetan
ezin nauzu ezagutu.

Hankak lurrean eta
zeruarekin dantzatu.
Harezko gazteluak egin
eta zingiretan bainatu.

Pantanos

En las aguas de los pantanos,
hace ya tiempo que se paró
el rastro del tiempo.
Mejo no entenderlo.
Lo que pasó ya fue,
no sabemos el futuro que nos depara.
Y el presente te lo di,
envuelto en un adiós.

Es sabido que el tiempo,
todo lo cura.
Pero dime tú ahora,
¿quién curará el tiempo?

Yo también te quiero,
pero no estoy segura,
prefiero irme, me voy,
lo siento de verdad.

Sin reloj,
también respira el tiempo.
En los cobijos de la noche,
no me puedes reconocer.

Los pies en la tierra,
y bailar con el cielo.
Hacer castillos de arena,
y bañarme en los pantanos.

Etxe bat bezala balitz nire bizitzaren armairua.
Etxe bat bezala balitz nire bizitzaren gordailua.
Jarriko nuke limoiondo bat gazi-gazia,
eta gero, eraiki etxeko ataria.

Etxe bat bezala balitz nire bizitzaren armairua,
banatuko nuke hiru pisutan ene urteen pisu guztia.
Eta eskailerak ahalik eta aldapatsuen,
eta azpian atseden ezkutalekua.

Eta gela guztietan oheak beti bikoitzak,
bikoitzak oheak eta binaka gela bakoitzean,
biren osotasun batek har dezan atseden,
tamainan ta binan.

Eta gela batean bi ohe bakar pegatuta,
har dezaten arnasa izaretatik ebatuta.
Eta aurrean, biluzik eta garbi ikusteko elkar
dutxa zuri bat.

Etxe bat bezala balitz, nire bizitzaren armairua.
Lortuko nuke bizi bat, etxeko soilairu bakoitzean.
Eta koilarak beti handiak eta txikiak,
eta paretetako arrakalak argazkiz josiak.

Cucharas

Si mi vida fuera como una casa.
Si el envoltorio de mi vida fuera como un casa.
Pondría primero un limonero muy agrio,
y ya después contruiría lo demás.

Si mi vida fuera como una casa,
repartiría en tres pisos todo el peso de mis años.
Y haría las escaleras lo más empinadas posibles,
y debajo escondites para descansar.

Y en todas las habitaciones las camas dobles,
las camas dobles y de dos en dos,
para que la unidad de dos descanse
doble y de dos en dos.

Y en una habitación dos camas individuales pegadas,
para que respiren agarrándose las sábanas.
Y delante, para que se vean siempre limpixs y desnudxs,
una ducha blanca.

Si mi vida fuera como una casa.
Conseguiría una vida en cada planta de la casa.
Y las cucharas siempre grandes y pequeñas,
y las grietas de las paredes cubiertas con fotografías.